Obsesiones y necedades

Ricardo Herrera Solís


Alebrijes en Cuadratines

Alebrijes en Cuadratines


Febrero 26, 2019 12:17 hrs.
Gobierno Nacional › México Estado de México
Ricardo Herrera Solís › El Informador Analítico

En los casi tres meses que lleva Andrés Manuel López Obrador ha dado muestras de ser una persona obsesiva en sus puntos de vista y decisiones, ya que cuando toma una decisión no cambia de opinión y, en caso de suceder así, se va hasta el otro extremo.

​Son variados y públicos los ejemplos registrados, donde el mas destacado ha sido el relativo a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, para decidir mejor trasladar la obra a las instalaciones del Aeropuerto Militar de Santa Lucía, en el municipio de Tecámac.

Esta decisión fue tomada y ratificada a pesar de las opiniones en contra tanto de especialistas en aeronáutica, pilotos aéreos, constructores, entre otros, como de analistas financieros quienes advirtieron que resultaría más caro cancelar lo ya avanzado, a cambio de desarrollar el nuevo proyecto el cual presenta una serie de desventajas,

​Se han registrado diversos casos, entre ellos otro más reciente y destacado ha sido el del programa de estancias infantiles, el cual ha sido descalificado por López Obrador y, en consecuencia, por sus colaboradores.

​Debe recordarse que este programa, iniciado en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y mantenido durante la administración de Enrique Peña Nieto, consistía en que el gobierno federal otorgaba subvenciones a las administraciones de estancias quienes se encargarían de atender a menores cuando sus madres o padres tuvieran que asistir al trabajo o a la escuela, sin que ellos tuvieran que desembolsar dinero alguno.

​Además, gran cantidad de estancias eran casas habilitadas y atendidas por otras madres sin trabajo, quienes junto con sus colaboradores eran personas capacitadas para ofrecer un óptimo tratamiento a los menores a su cargo, además de ofrecerles comida sana.

Sin embargo, presuntamente nada de eso fue considerado por la administración federal, y a pesar de que López Obrador se había comprometido en mantener el programa, ahora cambio de opinión bajo el argumento de que existían serias irregularidades en su operación.

​De nada valieron protestas de madres que se habían beneficiado con el programa, ni de empleados de estancias, legisladores y organizaciones sociales, quienes demandaban la continuidad del programa, quienes además solicitaron una investigación seria y a fondo, para que en caso de encontrarse irregularidades fueran sancionadas legalmente a fin de que las que se mantuvieran operando correctamente continuaran con su labor.

Pero la decisión ya está tomada por López Obrador y a pesar de quejas y protestas, el programa original será cancelado y aunque adopte otro nombre y estilo, ya no responderá de la misma forma a las necesidades de los padres de familia que utilizaban el servicio.

En cambio, cuando algún asunto le interesa le pone el máximo empeño y desoye críticas. ¿Ejemplos?: sin omitir que desde antes de tomar posesión ya había anticipado varios temas como el no ocupar la Residencia Oficial de Los Pinos ni al Estado Mayor Presidencial y el no usar vehículos ni aeronaves oficiales a pesar de los inconvenientes y problemas generados, que ya se han cumplido, se han agregado otros como el Tren Maya, la refinería en Dos Bocas, Tabasco, la Guardia Nacional, le termoeléctrica en Morelos y el beisbol.

En estos temas se ha mantenido firme y constante. Por ejemplo, quiere a fuerza imponer el gusto por el beisbol, deporte que si bien registra gran afición no se puede comparar con la del futbol, pero ahora quiere crear academias para impulsar su práctica, cuando alentar la actividad física debería ser con todos los deportes, incluso hasta individuales donde se ha tenido éxito.

Recuérdese que desde la Olimpiada de México en 1968 surgió una generación de marchistas que, incluso, lograron conquistar preseas en competencias mundiales y olímpicas, también existen destacados boxeadores y han surgido a nivel individual basquetbolistas. Reitero, el impulso al deporte debe ser general no solo a una modalidad.

Por último citar el caso de cómo López Obrador cuando llega a cambiar de opinión se va de un extremo a otro. Ahí está la situación del Ejercito Mexicano, organismo al cual emitió duras críticas durante su campaña proselitistas pero cambió radicalmente de opinión, al grado de que lo respaldó firmemente para crear la básicamente a la Guardia Nacional con elementos militares, a fin de reducir los altos niveles de criminalidad e inseguridad que se registran.

​Pero no sólo eso, ahora hasta pretende que sean los militares los responsables de la construcción de las nuevas instalaciones aeroportuarias en Santa Lucía, cuando normalmente ese tipo de obras las desarrollan tanto despachos de arquitectos como constructoras especializadas y bajo concursos.

​En fin, esto es lo que ha sucedido en los primeros tres meses de la nueva administración federal, esperemos a ver que más sucede en el futuro pero ¿cuáles serán las consecuencias de que López Obrador mantenga este tipo de pensamiento, de no escuchar críticas y recomendaciones y querer imponer su punto de vista?
​Sólo el tiempo lo dirá, pero esperemos que esas decisiones resulten positivas para la sociedad mexicana.
Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.