Maullidos Urbanos

Gato de Barrio


División de Ascenso, víctima del Covid-19

División de Ascenso, víctima del Covid-19


Abril 20, 2020 11:48 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Gato de Barrio › El Informador Analítico

El coronavirus ya cobró una nueva víctima en nuestro país que no será incluida dentro de la estadística diaria de contagiados, decesos y recuperados, por tratarse de una actividad deportiva: la temporada clausura 2020 de la división de ascenso del futbol profesional mexicano ha sido declarada como suspendida sin definir a un campeón y, además, se cancela el ascenso y descenso de por los próximos cinco años.

De acuerdo por lo anunciado por Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, que a inicios de semana, durante la Asamblea de la División, se adoptaron medidas que consideran podrán fortalecer a las instituciones y definir el horizonte de esa categoría.

Entre esas medidas se estableció el rescate de los clubes de ascenso en problemas financieros, bajo el marco del proyecto de estabilización que "busca consolidar proyectos estables que dé certidumbre a los inversionistas de ambas ligas, con bases sólidas, administrativas financieras y de estructura".

Como parte de este proyecto y para enfrenar la crisis financiera por la que atraviesan los clubes del actual Ascenso MX, se destinarán 60 millones de pesos a los doce Clubes; se entregará el Fondo de Contingencia y se destinarán 20 millones de pesos por cinco años a cada equipo para apoyar su crecimiento y que continúen participando en la Nueva División.

Según los directivos de la Liga MX estas medidas servirán para mejorar la calidad del balompié mexicano, cuando la realidad es otra y muy diferente: si con el ascenso-descenso los equipos no se han preocupado por apoyar a los verdaderos valores mexicanos, dedicándose a contratar a jugadores extranjeros donde muchos de ellos son figuras dedicadas a cobrar en dólares sin reflejar su presunta calidad en las canchas.

Ahora, sin aplicarse el descenso durante cinco años, es decir sin riesgo de perder la categoría de ser de Primera División, muchos directivos no se preocuparán durante cuatro por elevar su calidad, mientras que los jugadores participantes en esa nueva división difícilmente tendrán oportunidad de sobresalir.

En lugar de cancelar el ascenso-descenso se debería imitar lo aplicado en otras ligas donde mientras el último lugar baja y el campeón de la división inferior sube de forma automática, además por lo menos el penúltimo y antepenúltimo sitio juegan contra el segundo y tercer lugar, donde los equipos ganadores se quedan en primera división. Eso sí sería alentar la competitividad y calidad futbolística sin aplicar medidas negativas para el balompié nacional.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.