Maullidos Urbanos

Gato de Barrio


Donald Trump y su guerra personal

Donald Trump y su guerra personal


Junio 03, 2020 17:58 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Gato de Barrio › El Informador Analítico

gatodebarrio@yahoo.com.mx
¿Se imagina que en México el presidente de la república calificara de imbéciles a todos los gobernadores, incluso hasta pertenecen a su mismo partido político? Pues, sin duda, se desataría una revolución para impulsar su destitución. Sin embargo en Estados Unidos no ha sucedido así, incluso hasta algunos piensan que es posible la reelección de Donald Trump.
Se debe reconocer que en vecino país del norte se registran simultáneamente varios conflictos, en particular la pandemia de Coronavirus, siendo la nación con más contagios y más decesos a nivel mundial, así como sus consecuencias económicas reflejándose marcadamente con un alto índice de desempleo.
Ahora se suma la violencia social iniciada en Minneapolis, cuando George Floyd, un afroestadounidense de 46 años, murió después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla por más de ocho minutos, inconformidad que se ha extendido a más de 75 ciudades mediante protestas, saqueos e incendios, que no han podido ser controladas por autoridades estatales a pesar de implementarse toques de queda, lo cual ha molestado a Trump y de ahí su molestia y la expresión de enojo antes citada y dirigida a los 50 gobernadores estadounidenses.
En Washington, la capital estadounidense, se ha recurrido a varias corporaciones policiacas, además de la Guardia Nacional y el Ejército, a fin de controlar la ira social. Incluso, agentes del Servicio Secreto llevaron el viernes por la noche al empresario y político a un búnker en la Casa Blanca, cuando cientos de manifestantes protestaban afuera.
Según fuentes cercanas al mandatario que pidieron el anonimato, Trump pasó casi una hora en el búnker, diseñado para emergencias como ataques terroristas, lo cual reflejó el tenso ambiente vivido en la Casa Blanca, además por primera vez en toda la historia y como otra medida de seguridad se apagaron todas las luces de la residencia presidencial.
Todas estas circunstancias en otra nación resultarían suficientes para que el presidente en funciones, no solo omitiera postularse a una posible reelección, sino para que presentara su dimisión de inmediato, pero no en Estados Unidos y su peculiar sistema político bipartidista.
Si Trump no controla y termina de la mejor manera con este conflicto social, los más graves reportados en Estados Unidos desde 1968, cuando Martin Luther King fue asesinado, su futuro político no resultará nada halagador y a pesar de todo el apoyo de los racistas blancos y de militantes republicanos, podría no continuar como el inquilino de la Casa Blanca pero, repito, con los estadounidenses nada se puede anticipar y todo puede suceder.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.