El desabasto de medicamentos del que soy testigo


En opinión de Claudia Santillana


El desabasto de medicamentos del que soy testigo

El desabasto de medicamentos del que soy testigo


Agosto 28, 2022 16:10 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Claudia Santillana › El Informador Analítico



Claudia Santillana expone en su columna las limitaciones que recientemente ha sufrido para ayudar a gente con cáncer, debido a que su cuenta de Twitter ha sido bloqueada desde hace meses.

Por alguna razón, el que yo tenga una cuenta de Twitter y, agradecidamente contando con bastantes seguidores a través de 10 años de usarla, que me ha llevado a tratar de apoyar diferentes causas, entre ellas, a buscar recursos para medicamentos oncológicos de niños y jóvenes o incluso mujeres de mayor edad que padecen cáncer de mama.

Quizás, es porque como sobreviviente de cáncer que soy, puedo ser capaz de ser sensible ante la desesperación de los padres por buscar y adquirir el medicamento para sus hijos, que en los hospitales públicos les dicen que no lo tienen y que lo deben de buscar por fuera, si es que lo hay.

Son padres de familia que muchas veces, incluso, vienen del interior de la República buscando que sus hijos sean atendidos y se vienen de sus pueblos prácticamente sin nada.

Llegan esperando que sus hijos sean sanados, pero les dicen que no hay medicamentos, que no hay inclusive catéteres disponibles para colocárselo a los pacientes para transfundirles el medicamento.

Me ha tocado constatar que en realidad hay desabasto en medicinas y material hospitalario.

Les platico un poco lo que hago:

Lo que intento hacer, desde mi cuenta de Twitter que es @panaclo, es tratar de viralizar la solicitud de ayuda. Muchas veces me escriben por mensaje directo para mandarme foto de sus donativos y yo a su vez se los comparto a los padres del menor. Otras veces alguien me escribe para contarme que saben de casos de un niño o niña muy enfermos y necesitan atención urgente y tratamiento.

A pesar de sentirme muy impotente, por, muchas veces, no poder ayudar lo suficiente, he descubierto en este proceso lo maravilloso que somos como nación, la bondad y la solidaridad es infinita en cientos de personas.

Y descubro que solo así estamos sobreviviendo. Solo así vamos a poder.

Pero ahora, llegó este gobierno y con él la censura. Mi cuenta de Twitter está ’baneada’ desde hace meses. Quiere decir que mi visibilidad es poca y que a veces, incluso, mis tuits aparecen con una advertencia de que tiene ’contenido para adultos’.


Pareciera que alguien se logró meter en mi cuenta y desde ahí la tienen bloqueada. ¿Por qué? Porque les incomodo a varios.

No hay nada que pueda hacer para arreglar esto y me da mucha rabia porque a través de mi cuenta, no solo opino y hablo de este gobierno, sino que también puedo apoyar diferentes causas.

Entonces el o los que me quieren silenciar logran que ya no resuenen mucho mis alertas de ayuda para niños y jóvenes con cáncer.

Por eso es que aprovecho la bendición de contar con este espacio de expresión que es SDPnoticias, para que por favor no dejen que nadie calle mi voz. No me importa si tengo que callar y no decir nada contra este gobierno, con tal de que me dejen seguir haciendo uso libre de mi cuenta para apoyar a todos estos niños y jóvenes y a sus padres que están penando por encontrar la medicina para sus hijos, cuando debería de ser gratuita y accesible para todos.

Por cierto, aprovecho para comentarles que no está habiendo abasto del medicamento llamado Bortezomib, que se usa para tratar el cáncer en la médula espinal. Imagínense ustedes la importancia de este medicamento, imagínense la gravedad de su desabasto.

No termino de entender qué pasaba antes que no había tal magnitud de desabasto, y no entiendo qué está pasando ahora que es una realidad este desabasto.

Sé que el presidente no querría quitarle sus medicamentos a los niños enfermos, pero ¿qué está haciendo o dejando de hacer para que pareciera que esto es verdad?

Afortunadamente mi consuelo radica en que hay gente que brotan de la necesidad y de la angustia como ángeles por doquier y donan, depositan, ayudan, extienden su mano…

Estoy segura que solo así podremos sostenernos con vida unos y otros.

Les ruego, por favor, que no nos volvamos indolentes, indiferentes ante el dolor y la necesidad de otros.

En últimos días he tuiteado algunos casos de niños y jóvenes que necesitan sus medicamentos, pero la respuesta de la gente ha sido poca. Quizá porque todo está carísimo y no todos pueden detenerse a donar. Quizá porque la indiferencia se está volviendo parte de nuestra forma de vivir y ver este mundo... Por favor, no nos volvamos indiferentes.

Aprovecho también este espacio para darle las gracias a muchos que siempre se suman para ayudar a otros. Gracias a aquellos que han cumplido sueños como llevar a niños a conocer el mar…

Gracias a quienes donan medicamento…

Gracias a los que se dan a otros.

No cabe duda que prefiero vivir esta vida siempre dándome a los demás, porque es una forma de sentirme viva y de sanarme.

Les recuerdo mi cuenta de Twitter: @panaclo. Porque la han querido silenciar, y la están silenciando, y es el medio con que tengo para darle la mano a alguien más y así genera una reacción en cadena, pues aquel que recibió ayuda, siente el impulso de ayudar a alguien más.

No vamos a sobrevivir solos e indiferentes.

Tampoco el presidente va a cambiar.

Aun cuando dijo que se dejaba de llamar ’Andrés Manuel’ si no había abasto de medicina, para mí ya se dejó de llamar como se llama. Para mí ha dejado de ser mi presidente.

La gente, la de a pie, la que me escribe para preguntarme qué cómo pueden ayudar, a esa gente le brindo mi amor, mi admiración y mi respeto.

Y por cierto, he querido acudir vía Twitter solicitar apoyo a algún miembro de la 4T, porque tienen muchos seguidores y porque quizá quisieran sumarse a alguna causa, pero no, nunca he obtenido una sola respuesta de ellos. De ninguno. Pareciera que si se deciden por ayudar el presidente les llamaría traicioneros y desleales.

Ojalá algún día todos seamos uno solo, y así, está nación sería una nación de primera..., yo sigo intentando que así sea. Desde donde puedo y con lo que tengo.

Y no, el desabasto de medicamentos para niños con cáncer no es un golpeteo político ni es ’politiquería’ esa palabra que tanto menciona el presidente. Es una realidad.

Y tan real es que cuando hablas con estos padres desesperados por encontrar su medicamento, ni siquiera se acuerdan del presidente, ni están enojados con él ni le reclaman nada, es más, se los puedo asegurar ni lo mencionan. Están tan enfocados en hacer que su hijo viva y no sufra que no tienen tiempo ni energía para desgastarse contra él.

Ojalá entienda el presidente que este tema tan delicado no es personal ni es en su contra ni es golpeteo político, como también lo aseguró nuestro flamante subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Por favor ruego que algún día dejen de pensar en ellos y miren a su alrededor para entender la dimensión de las necesidades urgentes.

Mientras, no permitas que tu corazón deje de sentir. Dale la mano a alguien más .

Es cuanto.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Prepa en un examen Ceneval

Termina tu preparatoria en solo cuatro meses y en línea con el examen Ceneval.
cursoceneval.com.mx
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.