Contrafilo

José García Segura.


El Dino sigue ahí

El Dino sigue ahí


Marzo 04, 2019 11:34 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Segura. › El Informador Analítico

Hoy lunes 4 de marzo el oposicionista Partido Revolucionario Institucional (PRI) llega a los 90 años de edad sin nada que celebrar.
Forjador de personajes de la vida pública de México, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador y los líderes del Senado, Ricardo Monreal y de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo—quien fuera dirigente nacional—el otrora ’partidazo’ no ve una.
Los que saben dicen que está en proceso de refundación ’en serio y de fondo’ como en 1938 y 1946. Otros ven próxima su liquidación al pasar ’del triunfo de 2012 a la peor derrota de su historia, en 2018’ derivado de la corrupción de militantes ’distinguidos’, miembros del gabinete y gobernadores prófugos o encarcelados.
Al parecer, el mayor revés fue por abrir, en agosto de 2017, la candidatura presidencial a simpatizantes como José Antonio Meade sobre los militantes y por poner como dirigente a gente inexperta como Enrique Ochoa Reza.
Algunos hablan de una cuarta etapa: PNR (1929), PRM (1938), PRI (1946), ¿---- ? (2019).
La debacle moderna del viejo partido inició en 1988 y continuó en 1997, cuando perdió la mayoría absoluta en el congreso, pero se consolidó en el año 2000, tras perder la presidencia ante Vicente Fox, del PAN y luego, en 2006 ante Felipe Calderón.
La primer gran derrota fue en el año 2000 con Francisco Labastida Ochoa. Ernesto Zedillo reconoció el triunfo de Vicente Fox en tanto el IFE aplicaba al tricolor una multa de 1,000 millones de pesos por un desvío de fondos conocido como ’Pemexgate’.
En aquellos años el PRI gobernaba en 21 estados; su plantilla de senadores sumaba 60 y la de diputados 211.
La segunda derrota ocurrió en 2006. ’Haiga sido como haiga sido’, Roberto Madrazo perdió ante Felipe Calderón. El PRI gobernaba 17 estados, contaba con 33 senadores y 104 diputados.
En 2012 recuperó el alto mando con Enrique Peña Nieto, pero volvió a perder en 2018.
Perdió la presidencia de la República, la mayoría en el Congreso de la Unión (12 senadores y apenas 43 diputados) y, la mayoría en los congresos de los estados. Gobernaba en apenas 14 estados.
De las 9 gubernaturas en disputa, no ganó ninguna sino por el contrario, perdió Yucatán y Jalisco.
Como dice la canción, de los 31 estados que gobernaba en 1989, nada más le quedan 12, si doce o tal vez menos, diez, diez, diez, porque los mandatarios de Campeche y de Sinaloa son más morenistas que el Papa.
Tres mujeres vivieron de cerca la desgracia: Dulce María Sauri, Beatriz Paredes Rangel y Claudia Ruiz Massieu. También Manlio Fabio Beltrones. El sepulturero fue Enrique Ochoa Reza, diputado federal en funciones.
Aspiran a darle al PRI respiración de boca a boca la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, ’Alito’, ’Amlito’ (por su cercanía a López Obrador), el líder de los senadores priistas, Miguel Ángel Osorio Chong, y el ex rector de la UNAM, José Narro Robles.
A ver si ese partido vuelve a vivir, después de todo ya pagó, y muy caro, ’el precio de la fama’.
Mail: josegarciasegura@gmail.com

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.