Maullidos Urbanos

Gato de Barrio


Fallece el original Bond, James Bond

Fallece el original Bond, James Bond


Noviembre 02, 2020 09:49 hrs.
Espectáculos Nacional › México Ciudad de México
Gato de Barrio › El Informador Analítico

A los 90 años de edad falleció el actor británico Sean Connery, el primero en interpretar en el cine al agente secreto británico James Bond, imprimiéndole un modelo caballeroso con un irónico sentido del humor para combatir a extrovertidos villanos y relacionarse con bellas mujeres, ocultando un perfil más oscuro y violento, profunda personalidad que le supo moldear y se convirtió en el modelo para los actores que le siguieron en la saga.
Si bien se escribió que fue el primero en interpretar al agente secreto 007 en el cine, es debido a que Barry Nelson fue el primer actor en personificarlo en una adaptación televisiva de la novela Casino Royale en 1954. Connery lo interpretó en ocho películas, después siguieron George Lazenby, en una sola película –dice el mito urbano que no siguió porque consideró que las películas de Bond no tenían futuro–, Roger Moore, con siete filmes; Timothy Dalton, con dos; Pierce Brosnan, con cuatro; y Daniel Craig, con seis, la última aún sin estreno comercial.
Existe otra película protagonizada por David Niven, pero no se considera dentro de la lista formal, ya que era una parodia de un Bond jubilado.
Su nombre completo fue Thomas Sean Connery, nacido en Edimburgo, Escocia; el 25 de agosto de 1930, y su deceso ocurrió en-Nasáu, Bahamas; quien ganó, entre otros premios, un Óscar, dos BAFTA (Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión), uno de ellos un Cecil B. DeMille por su trayectoria, y tres Globo de Oro,.
Después de haber forjado la imagen del carismático agente al servicio de su majestad, continuó activo hasta el año 2002, cuando su último protagónico fue en La Liga Extraordinaria, aunque en 2005 prestó su imagen y voz para ser Bond en un videojuego desarrollado basado en la película Desde Rusia con amor.
A nivel personal, Connery era bien conocido por su carácter temperamental y grosero, por lo cual sostuvo varios conflictos personales, sin embargo en el año 2000 el gobierno y la realeza británicos lo condecoraron con el grado de Caballero y el título de Sir en reconocimiento a su prolífica carrera y contribución a la cultura del Reino Unido.
Un dato poco conocido es que a los 23 años estuvo a punto de firmar como futbolista profesional, pero consideró que ya era grande para ese deporte y mejor optó por la actuación, manteniéndose en forma a tal grado que en 1989, fue proclamado como El hombre vivo más sexy por la revista People, y en 1999, a los 69 años, como El hombre más sexy del siglo.
Sin duda Connery será recordado más allá de su papel de James Bond.


Alebrijes en Cuadratines
Futuros riesgos por coronavirus
Adrián Chavarría Espinosa
ache57@yahoo.com.mx
A pesar de las versiones oficiales que insisten en afirmar que la pandemia por coronavirus en México ha sido domada, que las tendencias sobre muertes y contagios van a la baja, la realidad demuestra todo lo contrario, incluso el estado de Chihuahua volvió al semáforo epidemiológico rojo y otras entidades están en riesgo repetir la misma medida.
Mientras, en la Ciudad de México el aumento de hospitalizaciones han hecho sonar las alarmas y se corre el riesgo de endurecer varias medidas sociakes para evitar más contagios, en el Estado de México se mantiene una lenta pero constante baja de casos, aunque Ecatepec, Nezahualcóyotl y Toluca continúan siendo los municipios con las más altas incidencias.
Incluso, algunas medidas que permitían concentraciones públicas con la autorización inicial de las autoridades, aunque bajo ciertas restricciones, como sucedió la asistencia a los estadios de beisbol de la Liga Mexicana del Pacífico y de futbol de Aguascalientes. Mazatlán y Puebla, pero tuvieron que cancelarse en parte por mal comportamiento de los aficionados y en parte por el aumento de contagios.
Aunque a muchas personas la pandemia de coronavirus ya no les causa ningún temor y buscan retomar sus antiguas actividades sociales –acudir a reuniones familiares, cumplir tradiciones religiosas, disfrutar ir de compras disfrutar de bailes populares, entre otras–, lo cual sin duda resulta un detonante, primero, de contagios y después de fallecimientos.
El riesgo se eleva porque en próximas semanas están programadas varias actividades donde normalmente no solo se registran grandes sino excesivas concentraciones de personas, como son las ventas del Buen Fin, las celebraciones por el aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe y, para rematar, posadas y festividades navideñas y de fin de año.
Si bien este año la venta del Buen Fin se ampliaron a dos semanas, para desarrollarse del 9 al 20 de noviembre, las tiendas comerciales podrán controlar el flujo de clientes y mantener reducido el ingreso a sus zonas de venta, el riesgo de contagio podría registrarse en las calles por las grandes cantidades de personas deseosas de ser las primeras en aprovecha las ofertas disponibles.
Tampoco debe omitirse que otros individuos no salen de compras, sino buscan presuntos errores en cifras, anuncios de ofertas mal redactados o precios dudosos, para aprovecharse y adquirir productos costosos con pagos mucho muy bajos, lo que también genera focos de transmisión del covid-19.
Respecto a las personas religiosas, que mantienen la fe en sus creencias y se consideran necesariamente comprometidos a cumplir con sus deudas morales o con mandas anuales, resultan las más difíciles de convencer para que no acudan a templos o centros de culto. Ya se vio el pasado 28 de octubre, cuando se celebró la festividad de san Judas Tadeo en la iglesia de san Hipólito en la Ciudad de México.
Ese día, a pesar de las advertencias de autoridades civiles y religiosas de que el templo permanecería cerrado, a muchos católicos no les importó y sin las medidas sanitarias necesarias, miles de personas acudieron a rendirle culto a su santo patrón, inclusive acompañados de menores y de adultos mayores, considerados en riesgo de enfermar.
Con ese antecedente qué se puede esperar el próximo 12 de diciembre, cuando se festeje a la Virgen de Guadalupe, tanto en su Basílica ubicada en la Ciudad de México, al cual visitan millones de personas, y en menor proporción se repitan las concentraciones en los centros en su honor ubicados en diferentes puntos de la república.
Aquí es donde todo el mes de noviembre las autoridades eclesiásticas tienen el deber de convencer a su feligresía de celebrar a la Virgen y a las Lupitas en casa; es decir, este año abstenerse de acudir a los templos porque de no suceder así la segunda quincena de diciembre se registrará otro repunte de contagios con la consecuente cauda de fallecimientos.
De no contenerse las peregrinaciones y las concentraciones de personas, ya sea en las compras del Buen Fin, como en las celebraciones religiosas, definitivamente será imposible que se realicen las tradicionales posadas y festejos navideños y de fin de año, porque habrán repuntado los contagios.
La única posibilidad de que se logre terminar con los contagios sería contar con una vacuna que debería aplicarse masivamente a la mayor cantidad de personas, pero las mismas autoridades federales han informado que si las pruebas evolucionan positiva y favorablemente, se tendría a finales de diciembre; en caso contrario se alargaría el plazo hasta marzo del próximo año.
Recuérdese que Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y responsable atender la pandemia en México, ya ha advertido que la presencia del coronavirus podría prolongarse hasta por dos años más, pero para evitarlo es necesario que todos apoyemos y cumplamos con las medidas de seguridad personales –uso de cubrebocas y de gel antibacterial, así como el constante lavado de manos y la sana distancia–, para cortar con los contagios. Es por la salud de todos.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.