FRANCISCO IBARRA LÓPEZ+, RADIODIFUSOR ÍNTEGRO Y VALIENTE

COMENTARIO A TIEMPO

FRANCISCO IBARRA LÓPEZ+, RADIODIFUSOR ÍNTEGRO Y VALIENTE

Teodoro Rentería Arróyave

FRANCISCO IBARRA LÓPEZ+, RADIODIFUSOR ÍNTEGRO Y VALIENTE
Noviembre 14, 2022 14:21 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Teodoro Rentería Arróyave › El Informador Analítico

CANTALAGUA, CONTEPEC, MICHOACÁN. La mañana de este triste viernes 11 de noviembre, emprendió el viaje al éter eterno Don Francisco Ibarra López, el radiodifusor íntegro y valiente a carta cabal, siempre se le reconoció como líder nacional de la radio y con toda justeza, defensor a ultranza de las libertades de prensa y expresión, agregaría que también de sus trabajadores y colaboradores.

Una de sus muchas acciones y decisiones que retratan de cuerpo entero a ’Paco Ibarra’, para sus amigos y allegados, y por la cual un grupo de periodistas le estaremos eternamente agradecidos en su valentía ante el’ poder’, la vamos a relatar, es parte fundamental de nuestro libro ’Mi Vida son mis Amigos, una historia de los noticiarios en México’.

La presentación de esta obra en una tarde-noche inolvidable, más de 400 colegas, demás amigos y familiares nos acompañaron, fue ilustrada con videos de mensajes de gran calibre de inmerecidos elogios, uno de ellos de especial afecto fue el del Señor Ibarra López, mismos que se publicaron en la segunda edición del libro:

La historia es la siguiente, conocí a Don Paco en el ’Núcleo Radio Mil’ de otro gran radiodifusor, Emilio Guillermo Salas Peyró+, él había ingresado a esa empresa como contador a los 17 años, escaló puestos hasta ser nombrado director; llegué en mayo de 1972 a fundar como director primigenio la ’División Noticias’, desde entonces hubo química y se inició una amistad fecunda entre ambos.

Es el caso que, cometí mi primer error de juventud al renunciar a Radio Mil para aceptar el cargo de director de Divulgación Presidencial en la presidencia de José López Portillo. La situación fue insostenible y renuncié meses después, dicha decisión provocó una persecución de más de 9 meses: ’al señor Presidente no se le podía renunciar’.

Para defender mi casa que se pagaba con una hipoteca, tuve que pignorar los automóviles de mis hermanos y el mío propio, no me dejaban trabajar en ninguna parte; en la ocasión que fui a refrendar al Monte de Piedad el empeño que se me había otorgado, en lugar de salir por las puerta que da al costado de la Catedral Metropolitana, preferí la contraria que da a la calle de Palma, ahí me encontré con un antiguo ex colaborador, quien me informóó de la creación de Grupo ACIR y agregó que el fundador y presidente era mi amigo Paco Ibarra.

Agradecí el informe y llamé a mis colaboradores y colegas de siempre, Roberto Pérez Hernández, Enrique Garay y Luis Lara Ochoa, llegamos a la casona de Pirineos 770, donde ya funcionaba Grupo ACIR, pregunteé por el señor Ibarra y la recepcionista lo negó, en ese instante, la suerte del reportero se hizo presente, venía caminando rumbo a la puerta de salida Don Paco, al encontrarnos nos saludamos con gran afecto y le pedí que me escuchara, de inmediato aceptó.

Le relaté mi odisea y le pedí que me permitiera crear los noticiarios en Grupo ACIR, su contestación nunca la olvidaré: ’Usted aquí no tiene que pedir nada, nosotros le suplicamos, le pedimos de limosna que se incorpore al Grupo’, luego, como todo un caballero de la radio, me explicó que antes tenía que informarlo a su Consejo de Administración para que lo aprobaran. Vaya a comer y aquí nos vemos a las 5 de la tarde’.

De los cuatro, el único que se había colocado fue Garay en el diario ’La jornada’, él invitó la comida, de regreso y después de una breve charla con don Francisco, salí con el nombramiento, con la instrucción de que formara la redacción, realizara noticiarios cero a partir del 1 de septiembre de 1977 y que el 18 saliera al aire el sistema que se conoce desde entonces como ’Dirección de Noticiarios y Comunicación Humana de Grupo ACIR’. En ese periodo de preparación mi sueldo lo repartí entre los cuatro.

Nunca faltan los traidores y Presidencia de la República se enteró del proyecto, fue su director de Prensa, Fernando Garza, el encargado de bloquear, infructuosamente, el proyecto.

Estaba en la redacción recién instalada, cuando el señor Ibarra me llamó y me pidió que subiera a su oficina, muy molesto y alterado me relató que le llamaron de Presidencia de la República, precisamente Fernando Garza, ’para pedir mi cabeza e impedir que salieran al aire el sistema de noticiarios’, no me dio tiempo a reaccionar, y me preguntó, pegando con su puño al escritorio, cuál había sido su contestación.

La refirió de inmediato: le contesté a Garza ’que en Grupo ACIR el único que mandaba y tomaba decisiones era Francisco Ibarra, que en ACIR, no mandaba ni el Presidente de la República’.

Salimos al aire el 18 de septiembre con gran éxito, a tal grado que ganamos en los dos primeros años el Premio Nacional de Periodismo, que precisamente nos entregó el presidente López Portillo.

Sin discusión, a FRANCISCO IBARRA LÓPEZ, se le recordará por siempre como un RADIODIFUSOR ÍNTEGRO Y VALIENTE, LÍDER NACIONAL DE LA RADIO Y DEFENSOR ACÉRRIMO DE LAS LIBERTADES DE PRENSA Y EXPRESIÓN. In memoriam.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.