Inicia temporada de ciclones - Alebrijes en Cuadratines - Álvaro Obregón - elinformadoranalitico.com


Alebrijes en Cuadratines


Inicia temporada de ciclones

Inicia temporada de ciclones


Mayo 16, 2022 20:10 hrs.
Clima Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › El Informador Analítico

El pasado domingo 15 de mayo inició oficialmente la temporada de ciclones tropicales en el océano Pacífico, donde se esperan de quince a 19 de ellos, mientras que para el Atlántico iniciará a partir del primero de junio, donde en cada uno de los casos se esperan que entre seis y diez de estos fenómenos sean categorías de tres a cinco, los más destructivos de acuerdo a la escala Saffir-Simpson.
De acuerdo con los especialistas, estas temporadas podrán ser clasificadas como normales, aunque en el Atlántico los ciclones podrían ser un poco más activos debido al fenómeno de ’La Niña’, el cual ya se extendió a tres años.
Aparentemente, en este 2022, al no haberse presentado hasta mediados de mayo ningún huracán, se rompería la racha continua de seis años en que estos fenómenos meteorológicos se adelantan a las fechas en que normalmente inician, ya que en años anteriores se han presentado entre abril y mayo, incluso, ocasionalmente y fuera de todo pronóstico en enero.
En la citada escala Saffir-Simpson, creada en 1969, se consideran velocidad del viento, efectos del oleaje y su poder destructivo. Tras dos etapas previas denominadas depresión tropical y tormenta tropical, el ciclón categoría 1 tiene vientos de entre 120 a 150 kilómetros por hora (kph), con afectaciones leves a infraestructura y vegetación; categoría 2, de 150 a 180 kph, provoca inundaciones en zonas costeras entre dos a cuatro horas antes de la llegada del huracán y causa daños serios a infraestructura terrestre y marítima.
Categoría 3, con vientos de 181 a 210 kph, con daños a estructuras por oleaje y a construcciones, caída de árboles y arbustos grandes e inundaciones de tres a cinco horas antes de la llegada del huracán; categoría 4, con vientos de 211 a 250 kph, con daños a estructuras muy fuertes, se destruirían árboles, arbustos y señalizaciones, inundaciones de tres a cinco horas antes de la llegada del ciclón; y la categoría 5, con vientos superiores a los 251 kph, con daños totales en construcciones a 500 metros de la costa y cortes en la energía eléctrica.
Debido a que en promedio la diferencia entre las categorías es de 32 kph y al haberse registrado fenómenos con vientos superiores a los 284 kph y a que ha mejorado la calidad y resistencia de las construcciones, especialistas han debatido la necesidad de reformar la escala e incluir una categoría 6, pero sin conclusiones definitivas.
Cómo es sabido a los ciclones se les asignan nombres para identificarlos, siendo responsabilidad de ’bautizarlos’ a la Organización Meteorológica Mundial, con sede en Ginebra, donde al Atlántico se asignan 21 nombres y al Pacífico 24, alternándose masculinos y femeninos y se repiten cada seis años. Cuando un ciclón resulta destructivo, se retira de la lista, como Katrina que afectó la costa oeste de Estados Unidos, en 2005.
De acuerdo a los registros históricos en México han sido siete los huracanes más catastróficos. El primero fue Janet, categoría 5, el cual tocó tierra el 27 de septiembre de 1955, en Chetumal, Quintana Roo.
El segundo fue Liza, de categoría 4, el 30 de septiembre de 1976 antes de golpear con fuerza el sur de la península de Baja California y Sonora, con alrededor de 630 muertos y 10 mil damnificados. El tercero fue Gilberto, de categoría 5, que tocó tierra el 14 de septiembre de 1988 en la isla de Cozumel, antes de arrasar Cancún para después regresar al Atlántico y golpear a Nuevo León y Coahuila.
El cuarto fue Paulina, que tocó tierra del 5 y 10 de octubre de 1997, afectando costas de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, afectando varias de las regiones más pobres de México. El quinto fue Stan en 2005, de categoría 1, primero tocó tierra en San Andrés de Tuxtla, Veracruz, para seguir por Chiapas y Oaxaca, pero fue más devastador en Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica.
El sexto fue Wilma –primer huracán con inicial W–, el más destructivo: el 21 de octubre de 2005 tocó tierra en Cozumel como categoría 4, para después afectar por más de 48 horas a Cancún y la Riviera Maya. Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros dejó daños por mil 752 millones de dólares, sobre todo en su zona hotelera. El séptimo fue Manuel en 2013, que aun siendo categoría 1, afectó Guerrero, Coahuila, Chihuahua y Durango.
Los nombres para el presente año en el Pacífico son: Agatha, Blas, Celia, Darby, Estelle, Frank, Georgette, Howard, Ivette, Javier, Kay, Lester, Madeline, Newton, Orlene, Paine, Roslyn, Seymour, Tina, Virgil, Winifred, Xavier, Yolanda y Zeke. Para el Atlántico son: Alex, Bonnie, Colin, Danielle, Earl, Fiona, Gaston, Hermine, Ian, Julia, Karl, Lisa, Martin, Nicole, Owen, Paula, Richard, Shary, Tobias, Virginie y Walter.
¿Qué tan necesarios son los ciclones? La verdad es que mucho, ya que actualmente en el país se padece una excesiva sequía, gran cantidad de presas se mantienen por debajo de sus niveles óptimos y en varias zonas metropolitanas el abasto de agua resulta insuficiente.
Lo único deseable es que los ciclones que se presenten en el presente año no sean tan catastróficos, donde resulten afectadas gran cantidad de personas, sino que permita lograr una suficiente recaudación de agua para cubrir las necesidades de las personas así como de las actividades agrícolas e industriales.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Curso de ingreso UNAM licenciaturas

Garantiza tu ingreso a la UNAM con curso intensivo especializado
cursoceneval.com.mx/unam
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.